Seleccionar página

Testimonio Método Gabriel

 

En esta página quiero contarte mi experiencia con el método Gabriel. Empecé con el método Gabriel hace un año y medio. Pesaba 106 kilos, la verdad es que estaba bastante deprimido y pensé que me seria imposible perder peso.  Hoy 6 de agosto de 2013 me pese a primera hora de la mañana antes de desayunar y pesaba 92 kilos.

He perdido 14 kilos y lo mejor de todo es que ahora pierdo peso más rápido que cuando empecé. En la mayoría de las dietas es al revés, pierdes mucho peso cuando empiezas y gradualmente cada vez pierdes menos peso, hasta que en un momento dado empiezas a recuperar lo poco que habías perdido.

Mido 1,76 de altura. Así que todavía me queda mucho peso por perder, por lo menos 10 kilos más para no tener sobrepeso, pero estoy seguro que puedo conseguirlo. No necesito fuerza de voluntad, solo constancia y escuchar el audio del método Gabriel.

En mi caso vengo luchando con el sobrepeso desde que era un niño, de hecho los demás niños se reían de mí y me llamaban gordo. En la adolescencia estuve en mi peso, pero inmediatamente después de casarme empecé a engordar y no se me hacía nada fácil adelgazar. Toda la vida he hecho deporte, siempre he hecho abdominales y de vez en cuando salía a correr, pero el sobre peso nunca me dejaba hasta ahora. Perder peso más rápido ahora es muy emocionante y me estimula a seguir con los  buenos hábitos adquiridos.

Estoy emocionado, porqué no me cuesta comer raciones pequeñas, de hecho deseo hacerlo. Lo mejor de todo es que gracias al método Gabriel no he dejado de comer nada de lo que me gusta. Como de todo pero en raciones más pequeñas.

Cuando empecé con el método Gabriel pensé que era un sistema de adelgazamiento como cualquier otro, pero me doy cuenta que no es así. El método Gabriel funciona porque cambia tu manera de pensar a nivel subconsciente y no de una manera superficial.

Perder peso lento pero seguro

Todos los demás sistemas de pérdida de peso que he utilizado eran rápidos al principio y lentos al final.  El método Gabriel es lento al principio y rápido al final. Ahora es cuando estoy perdiendo peso más rápido y con menos esfuerzo. Lo mejor es la sensación de control que tengo, tengo clarísimo que puedo seguir perdiendo peso y mejorando mi estado de salud general.

Todo lo que he leído y estudiado a lo largo de los años me ha resultado útil, pero el método Gabriel era la pieza que me faltaba del puzle. Por fin puedo aplicar todos los conocimientos que tengo sobre nutrición y salud. Llevo ya tiempo escribiendo este blog sobre adelgazamiento, con las mejores estrategias que he ido encontrando sobre el tema, pero por fin veo los resultados en mí mismo y es genial.

Lo mejor del método Gabriel es que no haces un esfuerzo consiente por adelgazar, el método Gabriel cambia tu forma de pensar sin esfuerzo. De hecho no tienes que escuchar el audio que viene con el método muchas veces para empezar a ver los resultados. No tengo palabras para expresar lo fácil que resulta perder peso con el método Gabriel.

Principios básicos para perder peso con el método Gabriel

  1. Beber dos litros de agua mineral al día
  2. Tomar 2 cucharaditas de lino dorado antes de las comidas
  3. Tomar 1 pastilla de encimas digestivas antes de cada comida
  4. Escuchar el audio todos los días antes de dormirse

Cada uno de estos factores es básico para que el método Gabriel funcione. Todo es sencillo y barato. Nada de comprar alimentos caros o que se salgan de tu alimentación diaria. Lo más importante para mi es escuchar todos los días el audio que viene con el método Gabriel, este audio es lo que hace distinto al método Gabriel de cualquier otro sistema de adelgazamiento.

Mi recomendación es que pruebes el Método Gabriel y compruebes por ti mismo los resultados que puedes obtener.

La relajación de adelgazar con el método Gabriel

El primer signo de relajación con el método Gabriel es que puedes comer lo que quieras. No tienes que comer menos, tienes que comer más. Esto por si solo es una gran novedad respecto a cualquier otro método de adelgazamiento o pérdida de peso. La verdad es que cuando te dicen que puedes comer lo que quieras y además tienes que agregar algunos suplementos sencillos es genial.

No tienes que dejar ningún alimento que te guste, puedes seguir comiendo todo lo que quieras. Es tremendo, te aseguro que ninguna dieta te ha dicho esto y lo mejor es que aun así tu cuerpo quiere adelgazar. Y creo que este mandamiento paradójico es uno de los mayores descubrimientos de Jon Gabriel. Si estas desnutrido o mal nutrido por cualquier motivo lo peor que puedes hacer es quitar nutrientes esenciales a tu dieta.

Además de seguir comiendo lo que comes hasta ahora debes agregar algunos suplementos a tu dieta:

  1. Semillas de lino dorado
  2. Espirulina
  3. Nueces y almendras
  4. 2 litros de agua mineral al día

Seguir comiendo lo que quieras y agregar estos alimentos. El objetivo de agregar estos alimentos es nutrir mejor tu cuerpo de manera que se dé cuenta que no tiene porqué estar gordo, puede perder grasa y adelgazar tanto como quiera.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This