Seleccionar página

Bajar de peso es difícil porque es difícil cambiar la forma de pensar. Y ¿Cuál es la forma más rápida de cambiar la forma de pensar? Cambiando lo que oímos, vemos y las personas con las que nos juntamos. Es fácil ver familias en que todos los miembros tienen sobre peso. No es casualidad.

El valor de cambiar

Es difícil cambiar de amigos y apartarse de la familia, pero el sobre peso acorta la vida de las personas muchos años. Si quieres vivir mejor y más años, entonces tienes que cambiar primero esto, tu forma de pensar y sentir.

No esperes cambiar tus resultados si sigues haciendo lo mismo. Todo el mundo busca algo que hacer, cuando lo que uno tiene que buscar es una nueva forma de ser. Cambiar primero el interior antes que el exterior.

Encontrar pensamientos adelgazantes

Los pensamientos adelgazantes están en la radio, en la televisión y en tus nuevas amistades, en los libros que lees, en las revistas que miras. Si vas a un gimnasio hazte amigo de las personas que tengan el cuerpo que tu deseas tener. NO te hagas amigos de otros gordos. Escucha programas de vida saludable, deporte y alimentación equilibrada.

Ten en cuenta que si uno sigue pensando como hasta ahora nunca podrá perder peso o adelgazar. Si sigues pensando lo que has estado pensando hasta ahora, seguirás como hasta ahora.

Cambia tus pensamientos y cambiaras tus resultados. Pero antes de apuntarte al gimnasio, antes de empezar a hacer dieta y antes de nada cambia tu forma de pensar. Pensar algo nuevo es hermoso e incomodo pero merece la pena. Además cambiar la forma de pensar es gratis, solo debes mirarte desde afuera y actuar ahora mismo.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This