Seleccionar página

Hace casi un año mi hermana se opero para perder peso. Ella tiene una año menos que yo (35 años) y padecía obesidad mórbida. Tenía mucho sobrepeso y lo estaba pasando realmente mal. Le hicieron el famoso baipás gástrico.

baipás gástrico

Me acuerdo que el día que la operaron estuvimos toda la familia, los amigos y algunos conocidos, en un momento dado nos juntamos unas 40 personas en la sala de espera. Nos dijeron el tiempo que podía tardar la operación y empezaron a pasar horas y horas y ella no salía del quirófano. Se había complicado la operación.

Cuando termino la operación de baipás gástrico, el médico nos dijo que estaba bien pero que pensaba que se le podía soltar algún punto, porque tenía el tejido muy blando y delicado. Y efectivamente, fueron horas angustiosas. Los minutos se hacían horas y las horas días.

Hablando con mi hermana sobre la baipás gástrico

Al final todo termino bien y mi hermana está bien ahora misma. Ha bajado unos 45 kilos y está mucho mejor. Esta yendo al gimnasio y esta guapísima. Tiene que seguir bajando de peso, pero los médicos dicen que lo está haciendo muy bien.

Cuando le pregunte si se volvería a operar, me dijo que no. Me dijo que tuvo miedo de morirse y que lo paso bastante mal en el post operatorio. Me pareció interesante la respuesta, porque a ella le resulto bastante traumático todo el proceso hospitalario. Tan mal como para primar ese sufrimiento, por encima de la pérdida de peso.

Antes de operarse del baipás, yo le había dicho que nunca me operaria y sigo teniendo la misma opinión. Pero me pregunto, ¿merece la pena el riesgo que tomo mi hermana, en el fondo puso en riesgo su propia vida? Todo depende de tus propias circunstancias y necesidades.

Otras formas de perder peso

Existen otras formas de bajar de peso, que resultan menos riesgosas y pueden ser tan eficaces como la operación de baipás gástrico. Las personas que tenemos sobrepeso, vivimos varios años menos que una persona normal. Así que creo se debe perder peso, pero no a cualquier precio. Hay que pagar un precio, pero debe ser un precio muy meditado.

Todos somos distintos y tenemos sobrepeso por motivos distintos, pero está claro que debemos encontrar el camino para adelgazar.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This