Seleccionar página

Conozco a mucha gente con una fuerza de voluntad increíble. Personas capaces de hacer una dieta fuerte y no abandonar durante un tiempo, hasta que su cuerpo dice basta y tienen que comer por obligación. Una vez tuve un compañero de trabajo que había sido capaz de perder unos 30 kilos, con una dieta baja en carbohidratos.

Recuperar el peso perdido

Mi compañero de trabajo había tenido la fuerza de voluntad suficiente como para perder unos 30 kilos, pero era una dieta que iba en contra de la naturaleza. Los seres humanos no podemos ir contra la naturaleza.  Si luchamos contra la naturaleza siempre perdemos, incluso en el tema de la pérdida de peso.

Cuando conocí a mi compañera había recuperado los 30 kilos y algo mas, estaba gordo y los 30 kilos perdidos eran un antiguo trofeo que guardaba para enseñar a los amigos. En su momento no lo entendí, pero se trataba de una lección que debía aprender, si yo mismo quería perder peso.

La lección es que no puedes perder peso contra la naturaleza y quedarte tan pancho, lo que siembras cosechas.  Existen dietas basadas en privarte de un grupo esencial de alimentos, grasas o carbohidratos. Ninguna de estas dietas puede funcionar, necesitamos grasas y carbohidratos. Son dietas espectaculares porque se pierde peso rápido, pero a la larga lo recuperas.

Aliarse con la naturaleza

En vez de luchar contra la naturaleza, porque no aliarse con ella para perder peso.  Es sencillo, como grasas que no te hagan acumular grasa dañina. Puede ser aceite de oliva virgen extra o almendras naturales.  Los aceites naturales y no tratados por el hombre pueden alimentar tus músculos y los músculos están quemando grasa 24 horas al día.

Los carbohidratos pueden ayudarte a perder pesos si los consumes de manera correcta. En vez de comer tres veces al día, porque no comes seis veces al día. Existen carbohidratos que te pueden ayudar a bajar de peso, como las legumbres ecológicas.  En vez de bajar un kilo a la semana porque no te propones bajar 200 gramos semanales. Pero que sean 200 gramos que no vuelvas a recuperar en tu vida.

Nuestra sociedad de todo rápido y ahora no es natural en ningún aspecto, tampoco lo es en el tema de la pérdida de peso. Tal vez la lentitud no esté de moda, pero quizás sea el camino más rápido para bajar de peso. Creo que aquí también pega la fabula de la liebre y la tortuga, la tortuga gano porque no abandono el camino, a pesar de que no podía competir en velocidad con la liebre.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This